Celebración en Sol tras el Aval del TC al Matrimonio Igualitario

Manifiesto FELGTB

Queridas amigas, queridos amigos:

Siete años. Siete años hemos tardado en reunirnos aquí
para festejar algo que ya habíamos celebrado un 30 de
junio del 2005. Una celebración que se nos quebró el día
que el Partido Popular decidió que nuestra Constitución no
podía ampararnos a todas y a todos. El día en que buscó
los resquicios legales para lograr por la puerta de atrás lo
que una mayoría parlamentaria y social le había denegado:
volvernos a sentar, a lesbianas, gais y bisexuales, en el
asiento de atrás del autobús.

Siete años de angustias, de incertidumbres, de inseguridad
sobre la legalidad plena de nuestras familias, de nuestros
matrimonios, de los derechos de nuestras hijas e hijos.

La celebración que nos une hoy es algo que nunca debería
haber sucedido. Porque una sociedad madura, que cree en
la democracia y en la igualdad no debería cuestionar cada
paso que se da a favor de esa igualdad plena. Y un partido
que ahora gobierna para toda la ciudadanía nunca debió
haber dudado de la grandeza de una Constitución que se
hizo para amparar a todas y cada una de las personas, a
todos y cada uno de nuestros derechos y libertades.

Dudar del derecho al matrimonio igualitario no solo es tener
en muy poca consideración a la Constitución Española.
También significa no tener claros los límites entre las
instituciones laicas y las religiosas. Por lo tanto, esta
insistencia en deslegitimar nuestras familias quedará para
siempre en el debe del Partido Popular y de este Gobierno.

La resolución del Tribunal Constitucional significa hoy un
nuevo refuerzo para nuestra Constitución y para nuestra
democracia y nos hace volver a creer en que la lucha de la

ciudadanía por hacer valer sus derechos, los derechos de
todas y todos, tiene sentido.

Por eso hoy, día de celebración, de mucha celebración,
tenemos que poner la vista en el futuro y reiterar nuestra
voluntad de seguir trabajando para que esta igualdad
legal que hoy ha sido sancionada por el más alto tribunal,
se convierta en una igualdad real: igualdad para las
personas transexuales en su búsqueda de un trato digno,
igualdad y seguridad para los adolescentes lesbianas, gais,
transexuales y bisexuales en las escuelas, igualdad en
la visibilidad de las lesbianas y las personas bisexuales,
igualdad para las y los mayores LGTB, para las y los
seropositivos y enfermos de SIDA, para todas aquellas
personas que sufren o ven mermadas sus posibilidades
de trabajo, de expresión, de acceso a la felicidad,
exclusivamente por su forma de amar, de desear, de ser o
de parecer.

Quiero agradecer a todos los partidos políticos, sindicatos,
organizaciones de todo tipo y, en general, a toda la
ciudadanía que han creído en esta igualdad plena y que
han apoyado al movimiento LGTB en nuestra lucha por
esta igualdad. Seguimos contando con todas vosotras y
vosotros para todo este trabajo que nos queda por hacer.

Pero hoy es un día de fiesta. La fiesta de todas y todos
porque hoy, en España, ha triunfado la verdadera
democracia.

¡Que viva la igualdad! ¡Que viva el matrimonio igualitario!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derechos, LGTB. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s